Imprimir

UGT presenta una querella criminal contra los responsables de la retirada de la placa de Largo Caballero

Fco Largo Caballero

La acusación se formula por los delitos de prevaricación y contra el patrimonio histórico

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha presentado en el día de hoy ante los Juzgados de Instrucción de Madrid una querella criminal por la retirada y destrucción de la placa conmemorativa de Francisco Largo Caballero que estaba colocada en la fachada del edificio en que nació, hoy sede de la Junta Municipal del Distrito de Chamberí, en la plaza de Chamberí nº 4 de Madrid.

La querella se dirige inicialmente contra el Concejal Presidente de la Junta de Distrito de Chamberí Javier Ramírez Caro, contra la Coordinadora del Distrito Cristina Goncer Ortega, y contra el Director General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid, Luis Lafuente Batanero, y contra cualquier otra persona que a lo largo de la instrucción pudiera aparecer también como responsable.

La acusación se formula por los delitos de prevaricación y contra el patrimonio histórico, tipificados en los artículos 404 y 323 del Código Penal, al haberse retirado sin procedimiento alguno, sin los informes preceptivos previstos en la normativa municipal y autonómica y por órgano manifiestamente incompetente, y al haber destruido la placa, que fue arrancada a martillazos y que tenía un indudable valor artístico e histórico  de forma prácticamente irreversible. 

En defensa de la memoria de Francisco Largo Caballero

UGT actúa en defensa de la memoria y el reconocimiento de las figura de Francisco Largo Caballero, dirigente histórico de la UGT, de la que fue durante 20 años su Secretario General, además de Ministro de Trabajo y Presidente del Consejo de Ministros de la República. 

Se da la paradoja de que la propuesta de dedicar la placa conmemorativa a Largo Caballero fue promovida en el año 1980 por un concejal de la antigua Unión de Centro Democrático, y fue aprobada por unanimidad.  Las derechas del Ayuntamiento de Madrid, PP, Cs y Vox,  han acordado, a iniciativa de esta última retirar la placa y también el nombre de Largo Caballero y de Indalecio Prieto del espacio público madrileño.

Para UGT, es una indecencia y un sarcasmo que el acuerdo del Pleno municipal se base en la Ley de la Memoria Histórica de 2007, que prevé la retirada de placas conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, cuando es evidente que ni Largo Caballero ni Prieto se sublevaron contra la República, ni apoyaron ni exaltaron la sublevación militar, a la que se opusieron como Presidente y Ministro, ni exaltaron la Guerra Civil, sino que la sufrieron intentado evitarla o, al menos,  limitar sus efectos, ni exaltaron la represión de la Dictadura, que sufrieron ambos, debiendo exilarse de su país y pasando Largo Caballero dos años prisionero en el campo nazi de Sachsenhausen. 

El sindicato confía en la acción de la Justicia, para que se aclare lo sucedido y para que los responsables de la barbarie de destruir la placa de Largo Caballero sean identificados y condenados.

CARTA REMITIDA AL MINISTRO DE CONSUMO ALBERTO GARZÓN